• Martes, 02 de Noviembre 2021
    1. Comparte este articulo en:

A diferencia de la ciudad, aquí se come lo que la tierra da en su momento.

Mientras la vida en la ciudad se hacía más difícil, la pandemia me permitió vivir en un pequeño pueblo fuera de Lima. Allí vi que las familias del campo conservan tradiciones como las velaciones, el Día de todos los Santos y también hábitos que la ciudad ha perdido y que nos darían mucho bienestar si los imitáramos. Veamos.

El primero es la frugalidad en el gasto. Aquí la mayoría es dueña de sus casas y parcelas, y las mantienen bien, pero sin exagerar. Tienen la ropa y los muebles imprescindibles, que cambian solo cuando es funcionalmente necesario. Las modas cuentan mucho menos. Y si hay que divertirse, se hace a fondo, pero en fechas claramente determinadas.

La mayoría cultiva y tiene otra actividad, como emplearse para alguna agroexportadora o poseer una especialidad demandada.»

El segundo es la adaptación a la naturaleza. A diferencia de la ciudad, aquí se come lo que la tierra da en su momento. Cuando es temporada de palta, yuca o tomate, se come eso, de manera abundante y a buen precio. Y si hay que cosechar en domingo, no importa, se descansa el lunes o cuando se pueda. Además, empiezan apenas amanece y terminan cuando acaba la tarde. Luego, un poco de conversación, televisión y de allí “al sobre”, siendo mucho más sabios en el uso de electricidad que los citadinos, que extrañamente hacemos casi todo lo contrario.

El tercero es la cooperación, que recuerda al ‘ayni’ de la época inca. Yo te ayudo a deshierbar tu campo y la semana próxima tú me das la mano para tallar mis vides. Y si hay que limpiar el canal que lleva el agua a todas las chacras, funciona la ‘minka’: días de trabajo comunal donde todos participan. Quien no asiste puede reemplazar su aporte con un pago en dinero para costear un jornal de alguien más, pero se pierde la socialización, la diversión y las bromas del trabajo conjunto.

El cuarto, la versatilidad. La mayoría cultiva y tiene otra actividad, como emplearse para alguna agroexportadora o poseer una especialidad demandada (el experto en injertos, el que tiene motosierra para talar árboles o el productor de pisco). Y si usted quiere comprar unas galletas en la tiendita, deberá tocar a la puerta y esperar a que la señora venga desde su huerto en el fondo de la casa a atenderlo. Un uso óptimo de los recursos.

¿Es un lugar idílico? Por supuesto que no, pues existen las rencillas clásicas entre familias, las disputas de generaciones y los problemas de herencias y límites. Y, sobre todo, la gran ausencia del Estado, con salud, educación, caminos, puentes y otros servicios de muy mala calidad, aceptados con resignación y quizá desesperanza. Pero eso no es razón para no aprender lo bueno que tienen y nosotros hemos olvidado. ¿Una costumbre más a considerar? Saludan cuando se cruzan con alguien, conocido o no.

Artículo publicado en el Diario El Comercio.

AUTOR

Rolando Arellano

rarella@pucp.edu.pe

El profesor Arellano es Doctor de Estado en Ciencias de la Gestión, Universidad de Grenoble, Francia; Magíster en Administración de ESAN y Licenciado en Psicología de la Pontificia Universidad Católica del Perú.

  1. Comparte este articulo en:

Noticias Relacionadas

Autor: Rolando Arellano

País de propietarios

Fecha: 16/11/2021

Hay que hacer de este país de propietarios, un país de mejores propietarios. ¿Tenemos poca propiedad de vivienda? No, pues mientras en Alemania el 50% de las familias vive en casas alquiladas, el Perú, con 14,3%, tiene uno de los ratios de alquiler más bajos del mundo. Aquí, siete de cada diez familias es dueña […]

Autor: Rolando Arellano

Un país de adultos jóvenes

Fecha: 18/05/2021

«Hoy tenemos la mejor distribución de edades de toda nuestra historia» Debido al proceso de maduración poblacional hoy tenemos la mejor distribución de edades de toda nuestra historia, la de una mayoría de jóvenes en su momento de mayor fuerza laboral e intelectual. Esta es una oportunidad que no debemos desaprovechar. Durante casi toda nuestra […]

Autor: Rolando Arellano

Patrimonio, utilidad y capital

Fecha: 07/05/2021

Hay palabras que cuando se entienden mal pueden llevar a decisiones equivocadas. Hay palabras que cuando se entienden mal pueden llevar a decisiones equivocadas. Por ello, más allá de su definición estricta conviene entender lo que ellas implican desde un punto de vista económico y social. Patrimonio. Es la riqueza económica de una persona natural […]

Autor: Rolando Arellano

Perú: El país más empresario del mundo

Fecha: 26/04/2021

Perú tiene un ratio de una empresa por cada 14 habitantes; China, 1 por cada 32 Siempre supimos que el Perú era uno de los países con la mayor propensión a crear empresas en el mundo. Pero hoy nuestros estudios (“El país más empresario del mundo”. Arellano Consultoría para crecer, 2021) muestran que en verdad […]

Autor: Rolando Arellano

¿País de empresarios o de emprendedores?

Fecha: 21/04/2021

Somos ambas cosas, diferenciar por tamaño dificulta nuestro crecimiento. Con una empresa por cada 7,5 personas, el Perú es el país más empresario del mundo. Pero ¿somos empresarios o somos más bien emprendedores? En realidad somos ambas cosas y al diferenciarlos por tamaño dificultamos nuestro crecimiento. Analicemos por qué. Hace 25 años, cuando hicimos la […]