Plan Estratégico de la Región Cusco

Libro

Fernando D´Alessio Ipinza, Weyder Castañeda Salas, Carlos Coico Monroy, Kelly Olivera Quispe, Juana Quiroz Cariga, Jorge Reátegui Reátegui, Omar Vega Bustamante

Los sectores que más aportan al PBI de la región de Cusco so la extracción de hidrocarburos, el turismo y la agricultura. En cuanto a la primera, el gas de Camisea, en la provincia de la Convención, es uno de los recursos energéticos más importantes descubiertos en el país. En relación con el turismo, Cusco se halla en la etapa de crecimiento de su ciclo de vida, y es una de las regiones con mayor potencial de desarrollo. Por ello, es estratégico consolidar la articulación vial regional, y no solo mediante el tendido de carreteras, sino también preocuparse por el tránsito entre los pueblos y distritos, así como por la ampliación del aeropuerto existente y la construcción de otro, que para 2013 habrá rebasado su capacidad.

Otro aspecto importante y decisivo para la Región de Cusco es su capital humano. La principal característica de este es la falta de adecuación ocupacional, al no haber mucha correlación entre lo estudiado y el trabajo realizado, por lo que la oferta laboral se encuentra subutilizada. Al mismo tiempo, se impone la necesidad de reducir el bajo índice de desarrollo humano, que se revela en la mano de obra barata y no tecnificada en todos los sectores. Para ello, será importante llevar adelante un programa de capacitación acorde a las necesidades y tendencias actuales, como, por ejemplo, el uso de Internet, potencialmente muy útil, por ejemplo, a los artesanos, en su mayoría quechua hablantes.

Así, la combinación de grandes riquezas naturales y valiosos bienes culturales e históricos ofrece una ventaja comparativa a la Región de Cusco. Dependerá de una administración eficiente y atenta al cuidado del medio ambiente desarrollar a partir de esta situación ventajas competitivas. En esas condiciones, para 2025, luego de haber mejorado los aspectos productivos, administrativos y medioambientales, Cusco será reconocida en América del Sur como la segunda región de mayor competitividad turística.